HIJAS/HIJOS DEL CONSUMISMO Y DE LA INMEDIATEZ

Ésta frase me acompañó durante mucho tiempo y años de mi vida y pagué un precio muy alto por ello.

Creía que dormir/descansar era una pérdida de tiempo. Si miro hacia atrás…sólo hace un par de años, que he conocido y experimentado lo que es realmente descansar, tener un sueño reparador y levantarme con energía sin necesidad de un café o cualquier cosa que le diese ese chute de adrenalina a mis glándulas suprarrenales. Muchas veces cuando lo cuento, se ríen porque la primera vez que me entregué al sueño y a descansar, me desperté asustada creyendo que me estaba muriendo.

Yo tenía un miedo horrible desde niña a dormir. Porque cuando «dormía» creía que era vulnerable y no tenía el control de lo que pasaba a mi alrededor y podría ser peligroso para mí o para los míos. Estaba tan agotada de estar todo el tiempo alerta…que no confiaba en mí misma para rendirme a ese sueño. Porque agotaba todos mis recursos energéticos en estar continuamente en ALERTA Y SUPERVIENCIA, por si acaso.

Ésto se traducía en continuas enfermedades, dolores, alergias, intolerancias, lesiones y más cosas que lo complicaban todo muchísimo más.

Hasta que llegué a ese punto de estar con medio cuerpo paralizado, intestinos parados, varias hernias discales, pérdida del habla, varios tumores y estar luchando por una bocanada de aire, literal, entre otras muchas cosas más.

Ese fue mi punto de inflexión con 26 años y obvio, después de estar acostumbrada a llevar una vida super activa y a ser «WonderWoman» para mí, eso fue horrible. La muerte era una opción que me seducía bastante, ya que aquello era una agonía.

Mi vida, dependía, desde que nací de los corticoides para abrirme los pulmones y bajarme inflamación crónica, los antihistamínicos para las mil y una alergias, los inhaladores de cortisona como salvavidas, los antibióticos todos los meses, los AINEs (antiinflamatorios diarios) y por último, los relajantes musculares que le pusieron la guinda al pastel. y mi café, era adicta al café. Yo era de las que decía: «Sin mi café, no soy persona»

Hoy en día, no tomo absolutamente nada y todos esos dolores, inflamaciones y alergias con las que yo convivía y creía que eran parte de mí, han desaparecido. Ahora, tengo más energía y vitalidad que cuando tenía 18 años. No volvería hacia atrás ni porque me paguen todos los millones del mundo. El café también lo dejé, eh!

Hace muchísimos años que no pruebo ni una gota de café y realmente, tampoco lo necesito, ni lo echo de menos. Y eso que llevo una vida super activa. Pero respeto muchísimo mis descansos y el ritmo y guía de mi cuerpo. Cosa que antes, ni en sueños hacía.

Más que nada porque nadie me enseñó y yo tenía registrado el cuerpo como «máquina» y que si dolía, pastilla al canto y a seguir el ritmo frenético de la sociedad.

Encima, no podía llorar, ni gritar, ni hablar porque me asfixiaba. Un cóctel molotov a punto de explotar…💣

AHORA SÍ, ESTOY VIVIENDO. Y lo hago a mi ritmo. Hay personas que me dicen que trabajo más que antes y puede que sea cierto, pero también me cuido muchísimo más que antes y no sólo a nivel alimentación. Si no a todos los niveles. Si no me apetece hablar con alguien, no lo hago ni me obligo. He dejado de ir a lugares por compromiso. He dejado de trabajar con un horario impuesto de fuera y yo organizo mis tiempos según mi ciclo y así soy más eficiente que antes. Respeto muchísimo mis horas de descanso de «NO HACER» y sobre todo, me los permito sin pena ni culpa. Ésto lleva tiempo, dedicación y un gran compromiso contigo, con tu cuerpo y con la vida 🦅.

Para poder hacer ésto utilizo la herramienta del Diseño Humano que te da un mapa de cómo funcionamos y es ÚNICO y DIFERENTE. No hay dos mapas ni dos diseño iguales, ni aunque sean gemelos. Y mucha práctica corporal desde las herramientas de la «Teoría Polivagal», la Danza del Vientre, la respiración consciente y la regulación de mi sistema nervioso, el famoso Nervio Vago.

La mente no sabe cómo funciona el cuerpo y necesita que le demos la información para que sepa interpretar todos los mensajes que el cuerpo está enviándonos constantemente. Así se acaban las luchas de poder entre mente-cuerpo y vuelven a ser el equipazo que son cuando colaboran en sinergias cada cuál desde su lugar.

Yo llegué a odiar mi cuerpo muchísimas veces y durante muchísimo tiempo. Hasta que llegué a hoy y a la relación que tenemos… Ha sido un super proceso de alquimizar miedos en poder y sobre todo en fe y confianza en mí y en mi cuerpo.

Se puede y es posible. El cuerpo no necesita milagros, necesita tiempo y dedicación, como ese bebé que está aprendiendo a andar y aún su musculatura no está fuerte para ello y la sociedad quiere que corra. Si le proveemos de un entorno seguro y de todo lo que necesita, lo hará, pero a su ritmo.

Yo misma he estado ahí, mientras luchaba por una simple bocanada de oxígeno y me debatía entre la vida y la muerte, en mi mente estaba la idea de recuperarme YA para volver a mi rutina y a sostener un ritmo de vida que, obviamente, no era para mí. Pero yo sostuve a base de mil parches.

Hoy agradezco que mi cuerpo me protegiese y cuidase no permitiéndome moverme de donde estaba parada. Me cuidaba y yo no lo escuché, porque antes de llegar ahí me envío mil señales que yo ignoré por completo. Tenía una estructura mental super arraigada de que todo tenía que ser «YA». Que si yo paraba a coger aliento, me perdía la vida. Y casi la pierdo de verdad.

El cuerpo tiene una capacidad de regeneración y de respuestas maravillosas.

Por este motivo, he creado un TALLER TEÓRICO – VIVENCIAL «NAVEGANDO LA VIDA CON DISEÑO HUMANO Y TU CUERPO COMO GUÍA» donde voy a dar información de cómo funcionamos y prácticas corporales para que sientas y registres tu cuerpo y sus señales de una forma clara. A la mente también le vamos a dar información para que se recoloque de aliada y no se asuste cuando el cuerpo tome las riendas 😏.

CLIC AQUÍ PARA MÁS INFO https://wa.link/tvu5wz

AQUÍ TE DEJO UN VÍDEO TAMBIÉN POR SI QUIERES ESCUCHAR MI VOZ:

RECUERDA, LAS RIENDAS DE TU VIDA LAS LLEVAS TÚ Y ESTAMOS CONSTANTEMENTE ELIGIENDO, CONSCIENTE O INCONSCIENTEMENTE.

PARA MÍ, LA INFORMACIÓN ES PODER Y LIBERTAD.

Deseo que este trocito de mí que te comparto te sea útil y si te apetece unirte al Taller, eres bienvenida/o 🥰.

MÁS EN EL PRÓXIMO CAPÍTULO…

Con amor,

Reichel 🐺 .

Abrazos de colores🌈😊.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás también te interese leer…

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.